“Yo tapé una rampa”

0
69
Fotografía(eltribuno.com.ar)

¿Sirve reforzar las conductas negativas como forma de educar?

En Ro de la Frontera pegan adhesivos en autos de infractores de tránsito.

Lo hacen inspectores municipales en los vehículos mal estacionados.

Los calcos contienen mensajes como «vehículo mal estacionado», «moto vehículo mal estacionado» y «yo tape una rampa».

Lo informa la edición digital de El Tribuno de este miércoles.

Opinión

Tal vez sea una medida para imitar en la capital salteña. Pero  según los datos sobre tipos de infracción,  las imprentas no podrían con la demanda y los incidentes violentos superarían la posibilidad de una campaña educativa que apela a la  teoría del refuerzo, que mide resultados después de aplicar instrumentos para reforzar aspectos positivos o negativos de una conducta.

Conceptualmente se tiene que el refuerzo negativo, que como este caso fortalece la sanción social por la conducta reprochable, no produce tantos resultados como el refuerzo positivo.

A nadie le gusta quedar en evidencia ante una falta que compromete la seguridad de los demás y en tal caso no se puede esperar una reacción favorable de quien queda “escrachado oficialmente” por el Estado municipal.

Exponer la conducta reprochable puede fácilmente volverse en contra, en este caso del inspector si lo detectan colocando el calco. En afán de evitar “el escrache” inminente, el conductor puede generar un hecho violento, además de la posibilidad de revisar legalmente si el Estado tiene facultades correctivas o sancionatorias de esa naturaleza.

Cabe preguntarse qué pasaría si la AFIP se dedica a poner carteles en los negocios, con la leyenda “YO SOY EVASOR, NO PAGUÉ MIS IMPUESTOS, DEBO $200.000 DE ACTIVIDADAES ECONOMICAS”.

Podemos preguntarnos qué efecto tendría en los automovilistas si para reforzar conductas positivas, cualquier gestión municipal pone en vigencia una rebaja de cierto porcentaje en el monto que se paga por patente, para todos aquellos que no hayan cometido infracciones y esa actitud fiscal que debería estar naturalizada, merezca además un adhesivo con la frase “ NO TENGO MULTAS, PAGUÉ UN 10% MENOS DE PATENTE”.

Lo primero que el común de la gente pensaría respecto de esto último es algo que pervive en nuestro constitutivo social y es que terminamos premiando socialmente al “vivo”, al “pícaro”. No va a faltar alguien que invente un cartel, con la expresión “ ahí val boludo que paga los impuestos”.

El cambio de conducta requiere tiempo y en este sentido, en este espacio,  no dejamos de referenciarnos en el planteo que formula el antropólogo vial Pablo Wrigth: se necesita política pública con mucho consenso, una pata educativa, publicidad inteligente, control y sanción.

Información

Esta es la nota que se publicó en eltribuno.com.ar:

https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-7-31-0-0-0-pegan-calcomanias-con-llamados-de-atencion-a-infractores-de-transito

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here