Ernesto Alvarado podría ser concejal de París

0
195
Concejal Ernesto Alvarado. Fotografía Torre Eiffel : Suplemento Viajes de Clarín, con crédito de Shutterstock.

En la capital francesa quieren limitar el ingreso de colectivos de turismo.

En Salta todavía «no hay permiso»  de los empresarios hoteleros para que los colectivos de gran porte que traen  turistas, dejen de ingresar al centro.

 

El suplemento Viajes, de la edición de este domingo del diario Clarín de Buenos Aires,  informa en uno de sus títulos que “París quiere poner freno a los buses turísticos”.

Ni más ni menos que el reiterado planteo que hace para la turística ciudad de Salta, el presidente de la comisión de Tránsito y Trasporte del Concejo Deliberante, Ernesto Alvarado, que viene insistiendo hace tiempo con definir un cuadrante de la ciudad en el que no ingresen los colectivos de doble piso o semi piso.

Aunque la escala es diferente por el volumen de turistas que visitan cada año París, el problema es el mismo: la invasión de colectivos de gran porte en nuestra ciudad, cuya infraestructura vial es claramente insuficiente para el volumen de tránsito que soporta.

Lo cierto es que hasta el momento el Concejo Deliberante no logró “el permiso” de los empresarios hoteleros, que manifestaron no estar dispuestos a negociar su producto (el turista) para que los colectivos de gran porte que trasladan pasajeros de visita, dejen de ingresar al centro y desde algún punto puedan ser transportados en vehículos de menor porte.

Pasó medio año legislativo, varias reuniones de la comisión de Tránsito, otras tantas de la denominada Comisión Ad Hoc de Turismo, se produjeron dos resoluciones de la secretaria de Gobierno,

Una de esas resoluciones, en conjunto con la secretaría de Turismo, dispone que los micros de gran porte podrán ingresar a la zona céntrica de la ciudad por 40 minutos y para el ingreso de pasajeros y equipajes y al finalizar su estadía. También establece que los micros tendrán que completar un “Permiso de Circulación por el Microcentro” y que la subsecretaria de Tránsito debía definir dársenas y vías de circulación.

En orden a ese imperativo de la resolución conjunta, la subsecretaria de Tránsito dispuso mediante otra resolución, trece dársenas y tres sectores de acceso y circulación para los colectivos de turismo.

Sin embargo, a casi un mes de esta disposición, las dársenas no fueron pintadas y los sectores de acceso (oeste, norte y sur) y posterior circulación quedan por lo menos controvertidos en cuanto a la eficacia de la medida.

Ernesto Alvarado anticipó a Carta Urbana, que muy posiblemente este miércoles su proyecto sea resuelto en el recinto, ya que tiene pedido de preferencia para ser tratado con o sin dictamen. 

La propuesta del edil consiste en que los colectivos de turismo que llegan a la ciudad, deberán mantenerse fuera del cuadrante que conforman las calles Benito Graña-Tucumán al sur; Aniceto Latorre al norte; Avda.Bicentenario- Irigoyen al este  e Ibazeta-Lparida por el oeste

Este es el texto de la nota que se publicó este domingo 14 de julio, en el suplemento Viajes del diario Clarín: www.clarin.com/viajes/paris-quiere-poner-freno-buses-turisticos_0_9SxuaS5jY.html

En estudio

París quiere poner freno a los buses turísticos

La contrapropuesta es alentar el uso de medios de transporte más sostenibles y menos invasivos para los residen.

A tono con las medidas contra el turismo masivo que se están tomando en varias ciudades de Europa, desde el ayuntamiento de París, Francia, se están planteando la posibilidad de prohibir la circulación de los buses turísticos en el centro de la ciudad y alentar el uso de medios de transporte más sostenibles entre los visitantes.

Si bien no hay una medida oficial, en declaraciones al diario Le Parisien el vice alcalde Emmanuel Gregoire aseguró que ese tipo de autobuses “ya no son más bienvenidos en el corazón de la ciudad”. Y agregó: “Ya no queremos la anarquía total de los buses turísticos en París”.

Con más de 50 millones de turistas, París es una de las ciudades más visitadas del mundo. Y si bien aún no llegó a los niveles de saturación que experimentan destinos como Venecia (Italia) o Barcelona (España) -desbordadas también por ser puerto de cruceros- los parisinos están preocupados por el impacto de las visitas en el centro de la ciudad.

En la capital de Francia circulan varios buses de dos pisos de compañías como Big Bus Paris, Paris OpenTour y Foxity Sightseeing Tour. Cada una tiene entre dos y cinco rutas por los puntos más emblemáticos de la ciudad.

También hay compañías como Bustronome que ofrecen viajes gourmet en bus: la propuesta es viajar en una confortable unidad por las calles parisinas mientras se degusta una cena.

Con la nueva ley de movilidad las autoridades local tendrán mayor poder para regular el tránsito local y ofrecer nuevas opciones de transporte, sean bicicletas o monopatines eléctricos.

Una de las propuestas en relación con los buses turísticos, es que se detengan en las afueras de la ciudad y que los turistas se muevan en transporte público o medios alternativos.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here