Canal España listo pero, ojo con la bici!

0
260

Quedo finalmente liberado el tránsito en las intersecciones de Belgrano con Zuviría y Deán Funes.

 Se colocaron amplias rejas de captación para escurrir el agua de lluvia, pero hay que tener cuidado al circular con bicicleta.

Con la terminación de los trabajos en la avenida Belgrano, a la altura de calle Zuviría y calle Deán Funes, concluyó este lunes la obra del canal España. De esta manera, junto con el fin de semana largo, quedó  liberada la zona centro tras varios meses de cortes en distintos puntos.

Los últimos trabajos incluyeron la colocación de rejas de captación en lugares Belgrano y Zuviría, Belgrano y Deán Funes y España y Deán Funes, además de la finalización de las calles de convivencia.

Intersección de Belgrano y Zuviría

Estas obras corresponden al Plan Maestro de Desagües Pluviales, diseñado para mitigar las inundaciones en el micro y macrocentro de la ciudad.

Las otras obras para lograr esa mitigación son los cuatro micro embalses en   campos del Ejercito, la ampliación del Canal Tineo  y la cisterna de Plaza Gurruchaga.

Totalmente operativo

“Los conductos del canal están totalmente terminados, con sus rejas de captación; y la derivación ya es completa: desde las cabeceras, que son Zuviría, Deán Funes y calle España, hasta avenida Bicentenario. Está totalmente operativo”, explicó el secretario de Obras Públicas municipal, Wanny Caramella, al recorrer las obras junto a concejales del oficialismo, el pasado jueves.

En relación a los potenciales resultados de los trabajos, el funcionario aseguró: “Los vecinos y la gente que transita por esta zona, van a ser beneficiados por el rápido escurrimiento de todos los caudales de agua de lluvia que converjan en este lugar”. Sin embargo, aclaró: “Esto no va a evitar las inundaciones, pero si va a minimizar los efectos. Hablamos siempre de lluvias ordinarias; de las extraordinarias nunca sabemos cuál será la magnitud”.

Se mantiene en Belgrano y Zuviría el escalón para salvar la distancia entre vereda y calle

La aclaración de Caramella es la misma que se viene repitiendo desde principios de abril, de parte del Ejecutivo municipal. En aquel momento, vecinos de la Plaza Gurruchaga habían criticado con dureza a la gestión, por haber sido nuevamente víctimas de las anegaciones, a pesar de la construcción de la cisterna debajo de la plaza (otra de las obras del Plan Maestro de Drenajes Pluviales). Este hecho provocó que funcionarios municipales salieran a dar explicaciones, en relación a que “nunca se había hablado de terminar con las inundaciones”, sino de “mitigar los efectos de las lluvias”.

Sin embargo, tras las explicaciones oficiales, en las redes sociales aparecieron videos en los que el intendente Sáenz asegura: “Vamos a hacer una gran obra para que nuestra ciudad deje de inundarse. Es una obra millonaria”.

Por ello, la “orden” fue que los funcionarios hablen siempre de mitigación y no de “terminar con las inundaciones”, ya que los efectos del cambio climático, que se siente con magnitud y consecuencias diversas y a veces muy graves en todo el planeta, hacen imposible asegurar que la ciudad no se inunde.

Lo que las obras del plan de drenajes buscan, es que el agua pueda escurrir más rápido en el centro o, como en el caso de la Plaza Gurrugucha, se acumule primero en cisternas, allí se retienen hasta que el tirante de agua del canal Esteco baja el nivel y puede recibir agua de nuevo. En ese momento se empieza a bombear el agua de las cisternas hacia el canal Esteco que desagota en el río Arenales.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here