Sumario del TCM: tienen que devolver con intereses porque que cobraron sin ir a trabajar. Hubo conducta omisiva de funcionarios

0
258

El sumario del Tribunal de Cuentas Municipal se inició en 2017.

Son tres empleados y al menos 4 funcionarios que resultaron solidariamente responsables por no cumplir con sus obligaciones.

El daño al erario comunal es de $328.229,93.

Se detectaron planillas de asistencia falsas.

En un caso, ordenaron la baja interna por faltas, pero tenía planilla de asistencia, aunque no se pudo comprobar el lugar de trabajo, ni las funciones del empleado que igual cobró.

 “No ha mediado contraprestación, de modo tal que se ha generado un perjuicio en el erario Municipal”.

Varios de los sumariados presentaron recursos y la decisión del TCM no está firme.

Advertencia: hay que tomarse un tiempo para leer.

El sumario se inició en agosto de 2017 y la resolución que concluye esa investigación es del 11 de febrero de 2019, tiene 9 páginas, 37 considerandos.

La decisión impone cargos a tres empleados que cobraron sin trabajar y declara solidariamente responsables a cuatro funcionarios que autorizaron los pagos sin haber controlado el efectivo cumplimiento de la asistencia, horarios, salidas, correspondencia entre las horas efectivamente cumplidas y los haberes percibidos y presentaron planillas hechas a último momento.

Antecedentes

La gerencia de auditoría de Recursos Humanos del TCM produjo en 2016 un informe, que lleva el número 46, acerca del “destino y las funciones concretas que desempeñan diversos agentes de la Municipalidad de Salta”.

En ese informe se mencionan lo que en la jerga del control de hacienda se denominan “hallazgos” que en este caso se  describieron como  “situaciones irregulares al haberse abonado los haberes hasta el mes de mayo/16 pese a que no correspondía el pago (por no haberse podido constatar el lugar de trabajo, porque sus planillas fueron firmadas por funcionarios correspondientes a dependencias donde no prestaban servicios, por estar los agentes afectados o adscriptos a otros organismos o a un sindicato)”.

Se consigna luego la intervención del área de Asuntos Jurídicos del TCM con un informe (N0 188/16) y nuevamente la gerencia de auditoria de Recursos Humanos con el informe N0 70 del 6 de julio de 2017 en cual se dejó asentado que “ en general el cumplimiento de la obligación en cuanto a los aspectos formales del registro de asistencia diaria, se fue normalizando parcialmente ya que los agentes  AFH, GFR y VLV no cuentan con el pertinente registro y no se constató la prestación de servicios en aquellas dependencias consignadas en el Sistema SIGA como Responsable del gasto en personal”.

Al disponer el inicio del sumario, el 15 de agosto de 2017, el TCM consideró que “del análisis de las actuaciones se desprende la posible configuración de daño al erario municipal, el cual estaría constituido por los haberes abonados durante todo el periodo que no correspondía abonarlos. Así se arribaría a la suma total de $ 499.034,07”, cifra que finalmente resultó menor .

Se indicó además que la conducta irregular de los funcionarios o agentes intervinientes en los hechos objeto de imputación constituye prima facie una fragante violación a las disposiciones de la Carta Municipal; Convenio Colectivo de Trabajo y a dos decretos cuyo contenido no está detallado (  N° 0318/04 y N° 0293/14 ). (*) Nota de Redacción

Los casos

Durante la instrucción del sumario se citó a formular descargo a los tres empleados (AFH, GFR y VLV) y diez funcionarios jerárquicos con responsabilidad diversa en las jerarquías que van entre Dirección de Inspección de Personal, jefatura del departamento de Inspección de Personal, Dirección de Supervisión de Haberes, Dirección de Personal y subsecretario de Coordinación de Personal.

De los diez funcionarios, cinco resultaron sobreseídos; uno de ellos asumió funciones con posterioridad a los hechos y en los otros cuatro casos, no se advirtió una vinculación razonable entre las funciones que los mismos cumplían y el perjuicio causado.

 A cuatro, se le formularon cargos y resultaron solidariamente responsables con los empleados. Uno, fue sancionado con multa  con el 0,5% del sueldo nominal  por haber incurrido en transgresiones formales.

 Empleado 1 (AFH-hombre)

No prestó servicios a la Municipalidad de la Ciudad de Salta durante el período que va desde el mes de diciembre del año 2.015 hasta mayo de 2.016 inclusive, y el mes de agosto del año 2.016, ya que no se registra asistencias a su trabajo en esos períodos.

Personal del TCM se constituyó ante la Procuración General de la comuna y se pudo verificar que el agente en cuestión no prestaba servicios en la correspondiente dependencia. Se le adiciona a dicha situación, la inexistencia de planillas de asistencia por el período que va desde el mes de diciembre de 2.015 y hasta mayo de 2.016.

“Cabe destacar, que se han ordenado distintas diligencias probatorias tendientes a determinar si el Agente AFH prestó servicios para la Comuna, pero a pesar de ello, el resultado siempre ha sido negativo y con su proceder, el citado a causado un menoscabo al erario comunal”

“Se constataron graves contradicciones respecto a la planilla de asistencia del mes de agosto de 2.016, lo que dan cuenta de la falta de veracidad de la misma”.

Empleado 2 (GFR-hombre)

En este caso el Tribunal de Cuentas Municipal sostiene que se tiene por acreditado el menoscabo económico, a través de la auditoría realizada por la Gerencia Gral. de Auditoría de Recursos Humanos”.

“Se constató “in situ” en el Complejo Anselmo Rojo Nº 41, que el nombrado no presta servicios en la dependencia. Se labro Acta Constancia de fecha 16/06/2016. De acuerdo a lo manifestado no se pudo comprobar el lugar de trabajo y funciones del agente.

La única planilla del año 2016, corresponde a la oportunamente presentada en Informe Nº 46/2016, es decir la correspondiente a abril/2016. Lo cual ratifica lo manifestado en el aludido informe, es decir no es posible comprobar el lugar de trabajo y funciones del agente en cuestión”.

“En consecuencia, carecen de justificación los pagos de haberes efectuados a GFR durante todo el período que van desde el mes de enero del año 2.016 hasta marzo de 2016, pues no ha mediado contraprestación de su parte, de modo tal que se ha generado un perjuicio en el erario municipal”.

Planilla falsa

En este caso, el Inspector de Personal dijo que por error involuntario emitió la planilla de asistencia de mayo de 2016, con la cual esa documentación carece de entidad. El reconocimiento del Inspector de Personal se condice con el hecho de que la planilla efectivamente no existía al momento en que la Gerencia General de Auditoría de Recursos Humanos del TCM relevó la asistencia del empleado.

Por otra parte, la planilla de asistencia del mes de junio de 2016 de ese mismo empleado resulto ser falsa, por cuanto el director General de Personal ordenó la baja interna del empleado, también en junio, por falta de asistencia en ese mes.

“De todo ello, se concluye que la responsabilidad que le cabe quedó determinada con la prueba colectada, habiéndose comprobado que el mismo no asistió a su lugar de trabajo durante el período comprendido entre el mes de enero del año 2.016 y hasta el mes de junio de ese mismo año, percibiendo durante todo ese tiempo una remuneración mensual por una prestación que no brindaba, proceder con el que causó menoscabo al erario municipal”.

Empleado 3 (VLV-mujer)

“Tampoco prestó sus servicios en la Municipalidad de la Ciudad de Salta durante el período que va desde el mes de diciembre del año 2.015 hasta mayo del año 2.016, ya que no se registran asistencias de la misma a su trabajo durante el período indicado”.

Si bien se intentó incorporar al sumario supuestas planillas de asistencia por el período que va desde el mes de diciembre del año 2.015 y hasta el mes de abril de 2016 tales elementos carecen de valor probatorio. Ello se fundamenta en el hecho que, en fecha 21 de febrero del 2.018, el Director de Personal remitió a requerimiento de la instrucción, las planillas de asistencia de V. L. V desde el mes de mayo del año 2.016 en adelante, no adjuntándose las planillas que van desde diciembre del año 2.015 y hasta abril de 2.016, las cuales recién se presentaron al momento del descargo de la sumariada. De ello se desprende que dichas planillas no existían al momento en que se requirió el Informe al director General de Personal. Se advierte, en las planillas cuestionadas y agregadas que están suscriptas por el funcionario ER, quien emplea en todas las hojas el sello de Sub Secretario de Coordinación de Personal, cargo en el que fue designado con fecha 30 de agosto del año 2.016, es decir en una fecha considerablemente posterior a los meses en cuestión.

Tampoco puede considerarse como un elemento probatorio válido la planilla de asistencia del mes de mayo del año 2.016, toda vez que el propio Inspector de Personal, al ser requerido, expresó que por un error involuntario emitió dicha documentación, lo que lleva a que la misma carezca de entidad a los efectos del presente sumario.

“Se tiene por acreditado que los pagos de los haberes de VLV durante todo el período que va desde el mes de diciembre del año 2.015 y hasta el de mayo de 2.016 inclusive, carecen de toda justificación, pues no ha mediado contraprestación de su parte, de modo tal que ello ha generado un perjuicio en el erario Municipal”.

Conductas omisivas de funcionarios

El sumario del TCM “determinó la responsabilidad de los agentes y/o funcionarios municipales que tuvieron intervención en los hechos objeto de imputación, mediante conductas omisivas del deber de control y en la liquidación y pago de los haberes, ante el incumplimiento de sus obligaciones y el consecuente daño patrimonial injustificado. Sostiene que “en la producción del daño patrimonial y que tiene una causa única, participaron varias personas las que deben responder conforme a las reglas de las obligaciones solidarias, según el artículo 1751 del Código Civil y Comercial de la Nación.

Resultaron con responsabilidad, una funcionaria que se desempeñó sucesivamente como Directora de Inspección de Personal y Jefe del Departamento de Inspección de Personal que tenía a su cargo la tarea “Controlar el horario y la asistencia diaria del personal en su lugar de trabajo, salidas profesionales, salidas oficiales y que “idéntica función tiene la Dirección de Inspección de Personal”.

También resultaron responsables dos personas que se desempeñaron como Directores de Supervisión de Haberes, y por ende debían verificar las condiciones contractuales, efectuar el seguimiento y control de las respectivas liquidaciones de haberes, y verificar la coincidencia entre las horas efectivamente cumplidas y los haberes percibidos.

En cuanto al director de Personal, que asumió ese cargo el 17 de diciembre de 2015 y luego en agosto de 2017, como subsecretario de Coordinación de Personal, se indica que área funcionó de manera deficiente en las dependencias involucradas, incumpliendo en consecuencia las expresas mandas legales. El proceder consignado, se ha traducido en un perjuicio al erario municipal, pues la falta de debido cumplimiento de su tarea como

cabeza de la Dirección de Personal de la Comuna, ha llevado a la situación comprobada de la existencia de agentes municipales que, sin brindar contraprestación alguna, percibieron haberes.

Cargos

Al empleado 1 se le impuso el cargo de $ 61.477,72 en concepto de capital con más la suma de $ 46.172,75 en concepto de intereses al 8 de febrero de 2.019, por los haberes cobrados durante el período que va desde el diciembre del año 2.015 y hasta el de abril del año 2.016, más el sueldo del mes de mayo del año 2.016.

Al empleado 2 las sumas de $56.569,95 en concepto de capital con más la suma de $ 41.639,58 en concepto de intereses al 8 de 8 de febrero de 2.019; suma que comprende los haberes percibidos durante el período que va desde enero del año 2.015 y hasta el de abril del año 2.016, más los sueldos de los meses de mayo y junio del año 2.016.

Al empleado 3, las sumas de $ 69.900, 80, en concepto de capital, con más la suma de $ 52.630,31 en concepto de intereses al 8 de febrero de 2.018, suma que comprende los haberes cobrados por durante el período que va desde el diciembre del año 2.015 y hasta el de abril del año 2.016, más el sueldo del mes de mayo del año 2.016.

Los funcionarios ya consignados fueron declarados solidariamente responsables y si los empleados no pagan los cargos, lo deben hacer ellos para lo cual el TCM les hace saber en la parte resolutiva del sumario, que deberán depositarse en la Cuenta Corriente de la Municipalidad de la Ciudad de Salta Nº 310000040009993 – CBU Nº 2850100630000400099933 del Banco Macro y deberá informar a la Secretaria de Actuación de este Tribunal de Cuentas, el pago efectuado, acompañando la respectiva constancia bancaria del depósito, ante la Secretaría de Actuación del TCM.

Son varios los funcionarios que recurrieron el sumario y se espera del TCM una decisión al respecto.

………

Nota de Redacción

(*) En razón de que las conclusiones del sumario fueron recurridas y no están firmes, se han consignado solo las iniciales de los empleados y tampoco se mencionan funcionarios que pueden eventualmente, resultar sobreseídos.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here