Mucho más que mantener el equilibrio: una vuelta en bici por Salta

0
89

La arriesgada empresa de movilizarse en bicicleta por la ciudad de Salta y alrededores(*)

 La conducta de quienes manejan vehículos motorizados, sumada a la falta de infraestructura vial y a la ausencia de equipamiento, atentan contra la seguridad de quienes optan por el medio de movilidad sustentable por excelencia: la bicicleta.

Quienes se mueven en bici por las ciudades sostienen que la comunidad ciclista es muy unida: a diferencia de lo que sucede con los conductores de autos y de transportes públicos, no encontramos peleas entre ciclistas cuando transitamos por las calles. Pero, ¿es Salta una ciudad amigable para la bici?

La demografía, distribución y el tamaño de la capital salteña hacen que sea una ciudad con buenas condiciones para el ciclismo.

Sin embargo, encuestas que evalúan el perfil actual del ciclista, afirman que más de un 50% de los problemas que estos sufren día a día, se debe a la inseguridad vial y, más de un 30%, a la falta de infraestructura y señalización.

Además, el informe sostiene que quienes más se desplazan en bicicleta tienen entre 35 y 40 años y son hombres, en su mayoría.

Bicicleteada nocturna del grupo Las Bicibles» que impulsa el uso de la bicicleta.

Entre los principales motivos por los cuales los salteños optan por la bicicleta como medio de movilidad, se encuentran su rapidez y practicidad, la idea de ser un medio saludable y su bajo costo de uso y mantenimiento.

En cuanto a los motivos de los viajes en bici, la gran mayoría corresponde a las actividades laborales y, en menor medida, a compras y esparcimiento.

La infraestructura y el equipamiento vial relacionados al ciclismo urbano, son considerablemente más económicos en comparación con lo vinculado al transporte motorizado.

Sin embargo, las principales obras relacionadas con el tránsito en la ciudad de Salta, se llevan adelante pensando en dar respuesta a quienes se desplazan en automóviles y en transporte público.

Así, peatones y ciclistas, los más débiles en la pirámide invertida del tráfico, quedan desprotegidos y relegados por quien debería velar por su seguridad e integridad.

El Programa de Promoción de Uso de bicicletas, incluido en el ya conocido Plan de Movilidad 2017 de la Municipalidad de Salta, ha sido hasta ahora, apenas un compendio de buenas intenciones, al igual que la inocua Semana del peatón, vigente desde hace siete años.

En suma, a la hora de diseñar políticas públicas que contribuyan a un cambio real en la materia, se deberán sortear unos cuantos obstáculos.

La limitada coordinación entre los actores públicos y privados interesados, la insuficiente articulación entre los programas y la escasez de equipos técnicos especializados, son algunos de ellos.

Sin dudas, todo pasa por una decisión política. Pensar la ciudad a escala humana es el gran desafío que tenemos por delante.

(*)Por Juan Manuel Judez, para Carta Urbana

Fuentes

  • Encuesta “Perfil del ciclista 2018” – Asoc. Nacional por la Movilidad en bicicleta, Brasil (realizado en distintas ciudades de Brasil, Argentina y Colombia).
  • Estudio integral de Movilidad Urbana 2016 – Área Metropolitana de Salta.
  • Encuesta de Movilidad domiciliaria 2012-2014 – AMT, Salta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here