Wanny Caramella: “No podemos incluir el 100% de las necesidades en un solo presupuesto”

0
377
El secretario de Obras Públicas municipal concurrirá hoy jueves 2 de mayo, al Concejo Deliberante.

Dialogo de Carta Urbana con el secretario de Obras Públicas municipal, ingeniero Wanny  Caramella, que este jueves será recibido por concejales, en la comisión de Obras Públicas.

 

“Tenemos un límite físico y presupuestario”.

Plaza Gurruchaga: “El agua que antes entraba a las casas, queda en la calle o veredas y se va en 40 minutos”.

“Nunca se habló de evitar inundaciones, sino de minimizar los efectos”.

«Los microembalses pueden retener 700 millones de litros de agua»

“Tengo muy buena relación y comunicación directa con gerentes y técnicos de Aguas del Norte”

“La vida de los materiales de infraestructura está totalmente superada. Los servicios y el transporte público son los temas más graves”.

Parque de la Independencia y empresa Arcadio: “Hay una investigación de la justicia federal y todo está en manos de la Procuración municipal”.

Plan Maestro de Drenajes Pluviales: Está terminado el proyecto ejecutivo del canal Alvear.  A noviembre de 2018 el costo de la obra era de $550 millones y se podría hacer solo con financiamiento externo.

  

Carta Urbana: ¿Cómo es su agenda diaria?

Se hace difícil seguir un orden, pero mi agenda comienza la noche anterior, después de cena analizo temas pendientes, para programar el día siguiente.

Empiezo temprano analizando el despacho, los expedientes a consideración, atiendo usuarios, gente que se acerca y después del almuerzo recorro obras, aunque también lo hago por la mañana.

Cuando me muevo tengo el grabador del celular abierto y registro cada anormalidad, tanto nuestras como la de Aguas del Norte que son la mayoría. Tengo una muy buena relación y comunicación directa con los técnicos y gerentes de Aguas del Norte y les paso las novedades que veo en las calles. Ellos se ocupan de sus reparaciones y nosotros de las nuestras

Usted sabe que hay siempre muchos reclamos. La gente observa que se hacen obras en el centro y pide: “si hacen obras en el centro, por qué no hacen acá” ¿Cómo se define un plan de obras públicas? ¿Es capricho suyo, orden del Intendente? ¿Cómo elige dónde va a pavimentar o hacer cordón cuneta? 

El plan se define básicamente por un planeamiento que responde a qué es lo queremos hacer en la ciudad, cómo queremos que esté la ciudad. Esa es la premisa inicial y a partir de ahí, tenemos el aporte de todos los usuarios que hacen muchas presentaciones por día, que se van incorporando a una base de datos y fundamentalmente la actividad del Intendente.

El Intendente se mueve mucho por la ciudad, tiene  mucho contacto con la gente, tanto en su programa de radio como como en sus recorridas; le piden cosas, él detecta y desde ahí sale otra vertiente de obras o necesidades que vamos analizado y después de ejecutamos un orden de prioridades en función de necesidades  básicas o deterioros. Ahí aplicamos el programa para la ejecución del próximo presupuesto que debe venir con un orden; de esa forma ejecutamos el presupuesto que estamos trabajando y armando el  próximo.

El Anexo VIII del Plan de Obras Públicas, describe las obras que se van a hacer este año en 94 barrios, divididos por zonas geográficas. Ese plan tiene 73 obras de pavimentación, 27 obras de cordón cuneta, 7 obras de desagües pluviales, obras de arquitectura varias, conservación etc. Desde los números y en cantidad de cuadras, parece mucho, pero 94 barrios sobre casi 300, ¿parece poco no? ¿Qué puede decir de eso?

Es cierto… es cierto, pero nosotros tenemos una realidad. La realidad de presupuesto y la realidad de ejecución física. Tenemos un municipio muy ordenado económico y financieramente que nos permite, gracias a Dios, preparar un presupuesto de esa magnitud. Pero no alcanza para cubrir la totalidad de los barrios de la ciudad, en una sola gestión. La gestión del Intendente dura cuatro años. Es deseable que en ese lapso se cubra y se solucionen las necesidades de la totalidad de la ciudad, pero no podemos incluir el 100% de las necesidades de la ciudad en un solo presupuesto.

¿Qué siente cuando escucha en los medios, o le acercan los reclamos de los vecinos, muchas veces muy enojados, con quejas por falta de pavimento, en algunos casos de hace muchos años, falta de atención en general de la Municipalidad? ¿Debe sentir algo de impotencia supongo?

Verdaderamente sí, sí. Pero a eso yo le opongo, por ejemplo, en recorridas que hacemos con el Intendente, cuando ejecutamos una serie de obras la gente le dice “usted es el único que nos dio respuesta , hace 30 años que vivimos acá y nunca nadie se acercó”,  sea una obra de iluminación, pavimento,  mantenimiento de calles, enripiado.

Es cierto, pero como le digo, nosotros físicamente tenemos limitaciones y también tenemos limitaciones presupuestarias.

La mayoría de los ciudadanos percibe que la ciudad tiene obras, mucho bacheo, pero a su vez es notorio que la ciudad está destruida, el deterioro es de mucho tiempo. Hay calles en las que uno circula prácticamente sobre pozos, ¿Cuánto demandaría un plan de obras que se dedique solo al pavimento?

Es imposible precisar un tiempo para eso. La ciudad tiene un crecimiento vegetativo importante, es una de las ciudades que creció con una de las mayores tasas del país, pero además tenemos una situación dinámica en cuanto el envejecimiento de la infraestructura vial y de servicios.

Ahí entra el tema grave con el que me enfrento diariamente: los servicios de agua y de cloaca, que se brindan a través de redes que son vetustas, de entre 40 y 50 años de antigüedad, que nunca fueron renovadas y cada vez que se rompen en algún lugar, se cambian 2 metros de cañería. O cada vez que la Municipalidad pavimenta o hace una reparación importante, se aprovecha para un recambio de la infraestructura sanitaria.

El otro aspecto es la circulación del transporte público. Los colectivos tienen un peso muy importante que provoca deterioros en la calzada, que se ven facilitados por el deterioro de las bases: la humedad que se genera por rotura de las redes, deteriora la base de sustento del pavimento y si a eso le pongo el peso de los colectivos, inmediatamente colapsa. Hablamos de material que tiene una vida útil, pero en Salta, la vida útil fue totalmente superada. No hay recambio de redes, trabajamos sobre repavimentaciones y esa es la situación.

El peso de los ómnibus del servicio de transporte deteriora las calles.

Tenemos cuadrillas propias de trabajo, dedicadas durante el día y la noche. Ejecutamos al máximo de la capacidad del recurso humano propio. En el microcentro nos dedicamos a las tareas nocturnas de repavimentación y bacheo, cuando el tráfico es casi nulo y las obras de pavimento o canalización, se hacen por administración o por empresas privadas que se contratan.

Hay un tema que fue muy comentado en las últimas semanas y denunciado por un concejal durante una sesión hace dos semanas. Es la obra de la empresa Arcadio en el Parque de Independencia. La obra se licito, adjudicó, se certificó y pago en un lapos de 15 días, pero no se hizo. ¿Tiene algo para decir de eso?

Si, efectivamente. Esa obra comenzó a ser financiada con fondos nacionales, después esos fondos cayeron y se continuó con fondos propios del municipio. Sobre ese tema no le podría dar mayores precisiones, porque tenemos requerimientos del Juzgado Federal, con investigaciones que lleva adelante la AFIP, sobre la empresa que fue adjudicataria de los trabajos. Es un tema que ya maneja la Procuración de la Municipalidad y está prácticamente fuera de mi área.

 Otro tema controvertido es el de las obras de mitigación. En redes sociales y medios tradicionales la gente dijo “nos inundamos igual” y se instaló una duda sobre la verdadera capacidad de las cisternas de la Plaza Gurruchaga para evacuar el agua. ¿Qué volumen y en qué tiempo evacuan esas cisternas?

Cuando los ingenieros proyectamos una obra hidráulica, trabajamos con parámetros establecidos,. Por ejemplo las lluvias de diseño, que están definidas para distintos períodos, en función de la importancia y magnitud de la obra. Se toman períodos de diseño de 10, 15,25 y hasta 50 años. Son lluvias tabuladas y con esos caudales de aporte se calculan las obras. Son valore históricos que se van actualizando. El año pasado en jueves santo hubo una lluvia muy intensa fue muy intensa que produjo una variación en los datos de cálculo.

La obra de la Plaza Gurruchaga forma parte de un sistema de obras hídricas, que son los micro embalses de los campos militares, Canal Tineo, Canal España, re funcionalización del  canal Oeste y las cisternas, que tienen una capacidad de 4 millones de litros; los micro embalses tiene una capacidad de acumulación de 700 millones de litros . Cuando todas esas obras estén terminadas van a trabajar como una unidad, por ahora trabajan en forma parcial.

Escuché muchas críticas, pero hace unos días estuvimos con el Intendente, con vecinos de la Plaza Gurruchaga, que tenían planteos importantes sobre la eficiencia y funcionamiento de las cisternas.

La lluvia del jueves 4 de abril fue de una intensidad inusual, en algunos lugares cayeron 90 milímetros en una hora, en otros 60. No hay forma, no hay obra que pueda dimensionar de forma estándar, habitual, para absorber esos caudales. Lo vimos días después en las inundaciones de Chaco y Corrientes. Quiero resaltar que este año en la ciudad no hubo evacuados, cuando eso era una constante.

Hay inconvenientes con las inundaciones, pero en el caso específico de la Plaza Gurruchaga, el agua entraba más de medio metro de alto a las viviendas. Ahora, se inunda la calle, se tapa la vereda, pero el agua no entra a las casas. Y esa es una acción específica en beneficio de los habitantes de la zona, es un gran aporte. Porque los 4 millones de litros que van a la cisterna, antes estaban en la calle y dentro de las casas.

Antes el agua permanecía por días, no tenía forma de desagotarse. Detrás de la Iglesias de San Luis y 10 de octubre, hay un canal que desemboca en el canal Esteco. Las cisternas reciben el agua que converge en la zona, la acumula y retiene hasta que el tirante de agua del canal Esteco baja el nivel y puede recibir agua de nuevo. En ese momento se empieza a bombear el agua de las cisternas hacia el canal Esteco que desagota en el río Arenales. El agua de Plaza Gurruchaga se desagota ahora en 40 minutos.

La zona de la Plaza Gurruchaga es una hondonada donde convergen caudales de la sub cuenca de la zona oeste y del norte. Toda el agua que ingresaba al macro y micro centro, desde el norte y oeste, van a ser interceptadas casi en su totalidad por el Canal Tineo, ubicado en la zona de Avenida Entre Ríos , por los micro embalses del Ejército,  que en la última lluvia lograron embalsar 300 millones de litros. También estamos haciendo un entubamiento de desagües en la colectora de la avenida Perón, camino a San Lorenzo (Desde la Shell, hasta cercanías de Canal 10). El canal del oeste se mantuvo en buena estado, crece la vegetación en el verano pero ya empezamos a hacer de nuevo la limpieza.

Evidentemente las obras son necesarias, pero los plazos se prorrogaron bastante, en el caso del Canal Tineo y la gente ya está molesta, sobre todo en la zona de barrio 20 de Febrero, por la tierra, las máquinas. ¿Cuándo se terminan las obras?

En Salta el periodo estival empezaba a fines de diciembre, pero estadísticamente había una primera lluvia a mediados de octubre . Pero el año pasado la lluvia empezó en octubre y casi no paró hasta hoy.  Por eso no podemos hablar de que se van a evitar las inundaciones, sino que hablamos de minimizar los efectos.

Las lluvias nos quitaron dos meses y medio de trabajo, porque la excavación con máquinas pesadas se ve afectada. Si hay una jornada de lluvia intensa, no se puede excavar al día siguiente, porque los suelos quedan saturados de humedad, con barro. Hay que esperar dos o tres días hasta que se haya oreado. Un día de lluvia, inhabilita dos o tres días y si vuelve a llover, ese período se me suma al anterior. Y cuando no hay excavación pero llueve, baja el rendimiento.

El Plan de Drenajes Pluviales, financiado por la Nación para Salta, plantea proyectos para el manejo de las cuencas, no solo para la ciudad sino para el Área Metropolitana. De todas las obras propuestas en ese plan, la Municipalidad eligió el canal de calle Alvear, que va desde entre Ríos hasta Alvarado. ¿Qué hay que hacer en ese canal y cuánto cuesta?

El canal Alvear va con sección cerrada desde Entre Ríos hasta Alvarado donde desemboca en el canal Esteco ya a sección abierta.

El canal Alvear tiene muy poca capacidad de conducción y poca capacidad de recepción de caudales. Es un canal que está estratégicamente ubicado porque captaría al ingreso del micro centro de todas las aguas que vienen desde la vertiente oeste de la ciudad, desde el canal del oeste hacia abajo. El canal intercepta hoy, pero con capacidad muy menguada. La estructura de lozas tienen un serio deterioro, por eso se restringió la circulación de se restringió el tránsito pesado.

El proyecto de re funcionalización de ese canal nace como consecuencia del Plan Maestro de Drenajes Pluviales, que el Intendente consiguió hacer financiar por el ministerio del Interior y que contiene el estudio todas las cuencas del Área metropolitana que convergen en la ciudad de Salta.

El estudio detecto los puntos vulnerables de la ciudad desde el punto de vista del riesgo hídrico y una de las condiciones de la realización del estudio es que culminaba con la ejecución de un proyecto ejecutivo que debía seleccionar la Municipalidad en función de la vulnerabilidad que se detectó.

Esta gestión identificó prioritaria la obra sobre el canal Alvear. El proyecto ejecutivo está terminado y a la espera de conseguir financiamiento externo, porque no se puede financiar con fondos propios. A valores de noviembre de 2018 la obra cuesta $550 millones, en ese momento U$S 14 millones

Si se logran los fondos se va a refuncionalizar todo el canal, desde Entre Ríos hasta Alvarado, ampliando la sección y reparando las losas de hormigón.

Pero el Plan Maestro de Drenajes Pluviales tiene obras identificadas para hacer de aquí a 20 años; nunca se hizo un plan de este tipo en la ciudad y en la provincia; no son cosas palpables que el vecino puede mirar, no son políticas para mostrar,  sino políticas de responsabilidad en la planificación de la ciudad.

La insisto, hay gente ansiosa, preocupada, molesta porque las obras no le llegan. ¿Usted atiende o es difícil hablar con usted?

No, recibo a toda la gente que viene. No solo yo, sino el subsecretario Francisco Agolio. Nos  lleva mucho tiempo atender a la gente y tratamos de darles respuesta. Acudimos cuando nos requieren en distintos lugares y el Intendente también acude , asiduamente hace una acción de persona a persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here