El portazo de Frida, con nombre y apellido

0
90
Frida Fonseca, renunció el viernes 10 de junio a la secretaria de Gobierno municipal.

Fonseca no pudo contener la escalada pública por la doble facturación y se fue

(Salta junio 13- 2022 – ) – La secretaria de Gobierno Frida Fonseca se fue del cargo el viernes pasado con un violento y sorpresivo portazo, al que le puso nombre y apellido: la jefa de Gabinete, Agustina Gallo y el secretario legal y Técnico, Daniel Nallar, con quienes dijo, en el texto de su renuncia, “ no comparte  las posiciones que adoptaron ambos en temas tan sensibles como la doble imposición tributaria”.

Como se sabe, la intendenta no está en Salta, tampoco se conoce acerca de una comunicación entre ambas.

La pregunta es ¿por qué Fonseca no pudo esperar el regreso de la jefa comunal e imponerle a su salida un mínimo resguardo y una forma institucional menos intempestiva?

Por lo menos con este medio no respondió llamados, ni mensajes. No quiso hablar, lo cual también es un signo de prudencia; un portazo con comentarios o apreciaciones, habría aumentado un morbo nada sano.

Rol aceptable

Desde su designación en agosto del año pasado, Fonseca hizo prevalecer su experiencia, vocación de diálogo y  conocimiento el ámbito municipal  para abordar los temas que le confiaron, en los que tuvo un rol más que aceptable.

Participó en el proceso de reubicación de manteros donde arriesgó el pellejo junto al secretario de Prevención Jorge Altamirano,  llevó adelante la paritaria municipal, aunque las tensiones no desparecieron del todo,  hubo una buena reconducción del vínculo  entre concejales y el Ejecutivo y Fonseca acompañó a los funcionarios que fueron al Concejo Deliberante para explicar por qué se adjudicó un servicio de crematorio a la empresa Pieve, qué tipo de protección tienen las serranías del este y por un pedido suyo, la concejal Paula Benavides retiró de tratamiento la inminente sanción de una ordenanza que derogaba tres decretos del Ejecutivo por considerar que vulneran facultades legislativas.  

Su tarea fue también tratar de contribuir a mejorar la relación política municipio / provincia, para corregir o atemperar las inocultables fricciones entre la intendenta y el gobernador, muy estimuladas siempre por segundas y terceras líneas de ambas administraciones, que generalmente medran en esas diferencias.

Con la misma impronta y confianza Fonseca venía interviniendo en las últimas jornadas, con el apoyo del secretario de Hacienda Daniel Amador, en contactos y posibles acuerdos para bajarle el tono, a lo que ya era un conflicto expuesto entre el Ejecutivo Municipal y el ENRESP (Ente Regulador de los Servicios Públicos) por el doble cobro de tasas e impuestos a través de las boletas de energía eléctrica de la distribuidora Edesa.

El eje de la disputa, que ya es de dominio público, escaló entre, (Municipalidad y ENRESP) en los medios de comunicación a partir de la valoración que cada parte hizo de la situación creada por esa decisión.

La entonces secretaria de Gobierno no pudo garantizar diálogo de parte de los principales decisores municipales, por lo tanto, no tenía qué ofrecer.

Entre el error y la gravedad

Para la Municipalidad el procedimiento no fue un error, tampoco hubo ilegalidad, el caso no tenía,  ni tiene la magnitud que el ENRESP le asigna y se manifestó dispuesta a reparar situaciones efectivas de doble tributación, mediante un mecanismo de reclamo vía web que puso rápidamente a disposición.

Carlos Humberto Saravia, presidente del ENRESP.

La cuestión cobró realce con el protagonismo del presidente del ENRESP, el vehemente abogado   Carlos Humberto Saravia, que intervino con su particular enjundia y abundante calificación técnica, jurídica y política, respecto  a la forma municipal de detectar contribuyentes y cobrarles.

Saravia le dio al tema una entidad muy grave, habló de ilegalidad, voracidad fiscal, de inventar 24 mil contribuyentes para hacerles pagar dos o tres veces.

La respuesta del Ejecutivo estuvo en cabeza del secretario Legal y Técnico, Daniel Nallar, factótum municipal por antonomasia y por tanto, decisor irreemplazable.

Los protagonistas abandonaron el escenario institucional para dirimir las diferencias de criterios e interpretaciones y el contencioso se tornó más  público y muy intenso.

El jueves 9 de junio el ENRESP ordenó  la inmediata suspensión del cobro del Impuesto Inmobiliario, la Tasa General de Inmuebles y la Tasa de Prevención y Protección de Bienes y Personas a  más de 23.000 usuarios y declaró ineficaces en su ámbito los actos legislativos o administrativos municipales y las operatorias de recaudación implementadas en consecuencia que afecten el derecho de información adecuada y veraz de los usuarios, y en tanto utilicen como complemento de la misma una factura de servicio público.

A esos esos usuarios los definió como “afectados por los defectos legales de la operatoria municipal, que dividió catastros únicos en parcelas provisorias para multiplicar las obligaciones tributarias.”

Dejó aclarado que la decisión no afecta la plena potestad de la Municipalidad de Salta para habilitar otros medios de cobranza que garanticen la recaudación de sus tributos.

Seguir a pesar de las operaciones

Conocida la decisión del ENRESP, la Jefa de Gabinete Municipal, Agustina Gallo, publicó en su cuenta de Tweet:

“No es casual que algunos intenten desfinanciar a @GobCiudadSalta, y quieran poner palos en la rueda. Muchos no conciben que hoy tengamos un municipio con sus cuentas claras, ordenado y que puede salir adelante, a pesar de no recibir fondos de ningún lado”. (el resaltado no es del original)

En otro posteo, dijo: Tampoco es casual que pongan en tela de juicio ciertos temas cuando @RomeroBettina se encuentra gestionando fondos en organismos internacionales, por primera en la historia de esta ciudad”.

Y Finalmente una tercera expresión: Desde que empezó esta gestión, el orden es una prioridad. La equidad en el pago de los tributos también es tener un municipio ordenado. Vamos a seguir trabajando en una Salta Más justa para todos y con reglas claras para todos, a pesar de las operaciones de algunos”.

Daniel Nallar, secretario Legal y Técnico de la Municipalidad.

Fondo FIO y asociación ilícita

En ese marco, la Municipalidad tuvo que apelar a un recurso impensado y el dato no es menor porque ofrece una idea del volumen público que alcanzó la confrontación:   solicitó el viernes último el derecho a réplica en FM Aries, 91.1, emisora extremadamente crítica con la gestión municipal, a la que generalmente los funcionarios municipales no conceden entrevistas.

En el espacio, el secretario legal y Técnico, Daniel Nallar, definió a la resolución del ENRESP como irracional, arbitraria y caprichosa.

El funcionario explicó detalles de  la tarea de regularización tributaria de catastros que no pagan tasas e impuestos y ratificó expresiones de días anteriores en las que señaló la posibilidad de que, los miembros del directorio del ENRESP, estén incursos en delito de asociación ilícita.

Dijo que curiosamente, las decisiones del ENRESP se producen en coincidencia con el vencimiento de los plazos que ese ente tiene para explicar a la Municipalidad en qué se invirtieron los $70 millones del fondo FIO (Fondo de Inversión Operativa) para obras de agua.

Explicó que la Municipalidad “empezó hace un año y medio una investigación en defensa de los vecinos de la ciudad respecto de ese fondo” que se les cobra los usuarios de la provincia y de la ciudad, con  las facturas de EDESA, que equivale al 15% de la factura de agua de cada usuario, para obras de mantenimiento en cada una de las ciudades.

Según Nallar, ese concepto se cobra desde hace tres años y sin contar intereses, supera hoy los $1000 millones.

“Pedimos al ENRESP la razones por las cuales ese dinero no se invirtió en obras, ya que los vecinos de la ciudad sufren carencias de agua”.

En el caso de la ciudad de Salta, a los vecinos les cobró en estos años más de $70 millones por el FIO y no se ha podido comprobar ninguna inversión de ese dinero,”.

Nallar dijo: “tengo derecho a sospechar que la reacción compulsiva e irracional del ENTE, de meterse con los tributos municipales, se produjo justo cuando se vencen los plazos que el ente rinda a la Municipalidad en qué se gastó esa plata”.

“Como el ente tiene un directorio de cinco personas que son los que tienen el deber de controlar y decir en qué se gastó el dinero, yo hablo de asociación ilícita”.

Nada por hacer

En ese punto Frida Fonseca entendió que no tenía más nada que hacer y cerca de las 13 presentó su renuncia.

En el texto dirigido a la intendenta dijo  además:

“Entiendo que el Municipio debe dar tranquilidad a la sociedad y a los ciudadanos con posiciones claras, desprovistas de conflictividad política”.

“Debe transmitirse un mensaje responsable que no genere desazón en la gente. Estoy convencida de que las diferentes posturas entre Organismos del Estado en sus distintos ámbitos se resuelven con diálogo y consenso y no con acusaciones recíprocas y declaraciones ostentosas que lejos de encontrar una solución generan más confusión y angustia en los vecinos”.

Un secretario de estado no define la función de un gobierno, pero es necesario porque influye en la visión, en la acción y en la eficiencia, termina dando un perfil a su trabajo, que el común de la gente asocia a cierto grado de eficacia política.

La intendenta debe, a poco menos de un año de la fecha probable de elecciones, elegir un nuevo colaborador para esa tarea o puede optar por jugar lo que falta el partido con “ un hombre menos”.

¿Se quedó sin cambios o hay alguien en el banco de suplentes?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here