Rechazan reclamos por daños, a raíz de calles en mal estado

0
227

Antes de demandar, hay que tratar de esquivar los baches.

“La demostración del daño incumbe a la parte actora”.

“Todo daño, debe ser probado por quien lo alega”.

Las fotografías no valen, si no están certificadas.

La Municipalidad desestimó tres reclamos resarcitorios por daños a vehículos ocasionados por deficiencias de pavimento y en todos los casos, el rechazo tiene como fundamento la insuficiencia de elementos probatorios, que efectivamente certifiquen la existencia de daños y las circunstancias en que se produjeron.

Las resoluciones fueron dictadas a fines de diciembre del año pasado por la secretaria de Ambiente y Servicios Públicos, uno de los casos tiene origen en un expediente el año 2018, en el que se interpuso un recurso de reconsideración que fue rechazado y los  otros son del año 2019 .

Los casos resultan de interés para entender la forma en que los ciudadanos deben proceder cuando se producen accidentes derivados de falta de mantenimiento de las calles o de señalización adecuada de obras de bacheo.

Una de las premisas que sigue la Municipalidad de Salta para rechazar las pretensiones indemnizatorias, es una recomendación del Tribunal de Cuentas Municipal en un dictamen del año 2016, según la cual “se debe requerir la certificación de todas las pruebas arrimadas al procedimiento por el particular, pues las fotocopias simples no acreditan el hecho o documento que se pretende hacer valer a modo probatorio”.

Los rechazos se apoyan también en cita de jurisprudencia, casi siempre la misma, respecto a que la demostración del daño incumbe a la parte actora  y que el requisito fundamental para obtener una condena indemnizatoria, es que todo daño, debe ser probado por quien lo alega”.

Generalmente sucede que cuando se producen circunstancias en las que evidentemente el daño fue provocado por un bache o una obra mal señalizada, la mayoría de los conductores desconoce los requisitos probatorios para  poder argumentar  con exactitud la situación.

Bache en Ex Combatiente de Malvinas

El propietario de un vehículo reclamó en 2018, pidió el reconocimiento de los gastos que afrontó por daños como consecuencia de habérsele roto la abrazadera de la rótula (que va en el portarulemanes de la rueda delantera derecha),  razón por la cual al salirse la rueda perdió  el control. El vehículo se fue hacia la mano izquierda, momento que es colisionando en su lateral izquierdo con la parte frontal de otro vehículo, todo ello producto de sobrepasar un bache ubicado a metros de llegar a la rotonda de Limache, sobre avenida Ex Combatientes de Malvinas.

En su reclamo señaló que “la avenida Ex Combatiente de Malvinas por donde circulan el transporte público, sumado a la concurrencia de automóviles en general y el paso del tiempo, provocan la abertura de baches; que  es competencia de la Secretaría de Obras Públicas el plan de bacheo y la recuperación del asfalto, responsabilizando al Municipio capitalino por los daños que ha sufrido su automóvil” .

De acuerdo al texto de las resoluciones municipales, el señor Carlos GG (Tal sus iniciales reales) acompañó denuncia policial del 25 de junio de 2018 ante la comisaría del barrio San Remo, una  denuncia en la subsecretaria de Tránsito y Seguridad Vial de la Municipalidad de Salta, acreditó titularidad del automotor con fotocopia simple del título y cédula verde y constituyó domicilio dentro del éjido en Villa El Sol.

Agregó 8 fotografías a color impresas sin certificar donde se observa la patente del vehículo de su propiedad y  una imágenes de Avenida Ex Combatientes de Malvinas.

También incluyó factura original del 1 de julio de 2018, por $4.300 en concepto de cambio de una porta rotula, colocación de rulemanes, armado de semiejes, alineado y balanceo de ruedas y mano de obra.

Acompañó todo con  presupuestos de dos  talleres de chapa y pintura, uno por $54.000 y otro por $52.000, para reparación de chapa, mecánica y pintura.

Podría haber evitado el bache

Cuando interviene la asesoría legal de la  Procuración municipal, sugiere tener en cuenta la recomendación del Tribunal de Cuentas en un dictamen del 23 de octubre de 2016, en cuanto que “que se debe requerir la certificación de todas las pruebas arrimadas al procedimiento por el particular, pues las fotocopias simples no acreditan el hecho o documento que se pretende hacer valer a modo probatorio”.

La Procuración solicitó luego un informe de la compañía de seguros, que el señor Carlos GG agregó al expediente.

Se cita luego un informe del Departamento de Pavimento Asfaltico según el cual en la avenida Ex Combatients de Malvinas se hicieron trabajos de bacheo con emulsión asfáltica y concreto asfáltico los días 5, 15 y 17 de enero; 7, 9 de marzo; 10, 11, 14, 15, 16, 17, 21, 22, 28, 29 y 30 de mayo de 2018, con lo cual esa vía estaba en buen estado de transitabilidad y se destaca que esos trabajos son asiduos en ese sector.

La resolución 42 de la secretaria de Obras Públicas del 13 de febrero de 2019 destaca luego de esos datos que “ respecto del reclamo interpuesto corresponde analizar si el hecho denunciado ha sido suficientemente acreditado; si procede la responsabilidad del municipio, y en su caso el monto reclamado en concepto indemnizatorio”.

Añade también que “ cabe al damnificado probar la existencia del hecho denunciado y la relación causal adecuada entre éste y el daño cuya reparación pretende” y que “con relación al hecho que habría generado daños en el vehículo del solicitante, solo contamos con sus propios dichos; no se han aportado más datos que permitan acreditar la veracidad del hecho por él relatado. Tampoco hace alusión al tránsito en el momento del hecho (hora pico; o primeras horas de la mañana, u otra). Datos que resultarían ilustrativos a fin de merituar la posible negligencia del conductor”.

Respecto de la fotografía aportada por el damnificado, el estado Municipal sostiene que “se puede observar que el bache al que alude se encuentra cerca de la calzada, se aprecia que se trata de una calle de una sola vía con espacio suficiente para el tránsito de más de un auto al mismo tiempo, por lo que bien podría el conductor haber intentado esquivar o maniobrar en tal sentido, a fin de evitar pasar por encima del bache. Más aún cuando consta que se encontraba visible a la óptica de cualquier conductor”.

El daño no está acreditado

El último fundamento legal para no hacer lugar al reclamo, en la resolución que lleva la firma del entonces  secretario de Obras Públicas, Wanny Caramella, expresa que “ es opinión de ésta instancia que la existencia del hecho que habría generado el supuesto daño no ha sido acreditado debidamente por ante ésta administración; o por lo menos, no se acreditó tal como lo describe el reclamante. Tampoco se aportaron mayores datos de circunstancias que permitan excluir la responsabilidad del conductor.”

Recurso de reconsideración

Carlos GG interpuso un recurso de reconsideración contra esa resolución y argumentó que no hubo una valoración integra de la documentación presentada y que al  momento del hecho no se analizaron las constancia, ya que de la denuncia ante sede policial como en la secretaria de transito surge el horario en el que se produjo el siniestro. También manifestó que la administración no agotó  todas las posibilidades a fin de verificar la realidad de los daños denunciados y que se considere que cabe al reclamante probar la existencia del hecho denunciado, la relación causal y el daño cuya recuperación pretende .El recurso fue denegado.

Otros casos

 En 2019 una mujer pidió resarcimiento de los gastos ocasionados a su vehículo, “debido al mal estado de una calle muy transitada de la ciudad, sito en avenida Tavella frente a la Veloz del Norte”.

Sostuvo en su presentación que “dicho acontecimiento pudo haber sido una tragedia, ya que el neumático del coche exploto y perdió el control del mismo”. Según el expediente, dos conductores se habrían detenido y la ayudaron a cambiar el neumático y comprobaron que la llanta también se encontraba dañada, por lo que solicitó la reposición de los daños ocasionados por la situación vivida”.

Del trámite se desprende que el pedido incluyo “ dos fotografías sin certificar donde se observa una porción de calle y parte de una rueda de un vehículo”.

Uno de los considerandos previos a la resolución que deniega el reclamo expresa que “ la peticionante no ha acreditado que tiene legitimación ( es decir no demostró ser la dueña del auto)  para solicitar resarcimiento por los daños que alega haber sufrido el neumático y llanta del vehiculo, del cual ni siquiera indico la patente, tampoco acompañado título de dominio que atestigüe que en efecto ella es la dueña del automotor que habría sufrido daños”.

Con cita de jurisprudencia añade que “ acreditar el daño es uno de los elementos esenciales, para hacer jugar las consecuencias propias de la responsabilidad y, por lógica consecuencia, la falta de acreditación del mismo, conduce derechamente a desestimar la pretensión indemnizatoria”.

Cerca de la Católica

Otro caso similar denegado exactamente con los mismos argumentos, fue planteado también por una mujer que describió que circulaba  en su auto sobre la avenida Reyes Católicos, de sur a norte y que al llegar a la rotonda que se encuentra a unos 300 metros aproximadamente, de la Universidad Católica, su vehículo “habría  sufrido daños irreparables en ambas cubiertas y en una llanta producto de que la calzada del lugar se encuentra deteriorada y tapada con agua, lo que hizo que no pudiera divisarla” .

El pedido también se acompañó con dos fotografías “donde se observa una fracción de calle, ruedas y parte de un vehículo”.

Duce el informe previo a la parte resolutiva que deniega el reconocimiento de daños, que “ las fotografías agregadas, además de no encontrarse certificadas y carecer de fecha cierta y nada prueban, no se ve en ellas ni siquiera el dominio del automotor. En cuanto a la exposición policial tiene un valor probatorio relativo, pues se trata de expresiones unilaterales de voluntad, formuladas ante la autoridad”

 “La peticionante no ha acreditado que tiene legitimación para solicitar resarcimiento por los daños que habría sufrido el vehículo, pues no ha acompañado título de dominio que atestigüe que en efecto ella es la dueña del automotor  dominio (está indicada una patente) , cuyas ruedas habrían sufrido daños”.

 “No se ha agregado pruebas que nos permitan inferir que las ruedas del vehículo dominio …habría sufrido los daños que argumenta la señora ( Se indica nombre y apellido) .

Las denegatorias son de diciembre del año pasado y llevan la firma del secretario de Ambiente y Servicios Públicos, Aroldo Tonini.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here