Concejal advirtió sobre venta de espacios verdes. Dijo que lo amenazaron de muerte. Lo acusan de difamación

0
85
El plano 161156 que exhibe el concejal Abel Moya, con indicación de los espacios verdes. Eduardo Isasmendi Burgos dice que ese plano es viejo, no tiene vigencia.

Eduardo Isasmendi Burgos, ex concejal y uno de los  herederos de la sucesión Celestino Burgos, dice ser propietario de terrenos.

Afirma que es un remanente de una expropiación que no se pagó.

Exige que el concejal Abel Moya se retracte púbicamente, por haberlo tratado de usurpador.

Moya tiene planos de Inmuebles y afirma que los lotes son espacio verde público y propiedad de la Municipalidad.

El escenario de la controversia es un barrio en la zona sur de la ciudad, urbanización construida por la Cooperativa CEOM (Cooperativas de Obreros y Empleados Municipales), en tierras adquiridas a herederos de la sucesión Celestino Burgos.

En la última sesión virtual del Concejo Deliberante, el miércoles 9 de setiembre, el cuerpo aprobó a propuesta del concejal Abel Moya, del bloque la Fuerza del Trabajo Social, una resolución de la comisión de Obras Públicas, por la que se solicita al Departamento Ejecutivo que disponga la inmediata recuperación de los espacios verdes de la manzana 256 “a”, sección Q, plano Nº 16156 de la Dirección General de Inmuebles, ubicados en los barrios Finca La Vega y San Calixto.

Moya hizo una detallada exposición de los motivos del proyecto; dijo que los vecinos del barrio lo llamaron y le informaron que “se estaban vendiendo espacios verdes en el barrio San Nicolás II como si fueran privados”.

Explicó que después de hablar con los vecinos fue a la secretaría de Obras Púbicas de la Municipalidad, desde donde le hicieron llegar un plano, documento del que surge que efectivamente ese terreno figura con el número de catastro 15615, como espacio verde que pertenece al Ejecutivo Municipal”

Precisó que “por ordenanza Nº 14.351/12, la Cooperativa CEOM que construyó ese barrio hizo la donación de calles, ochavas y espacios verdes a la Municipalidad”.

Moya describió que cuando volvió a “conversar con los vecinos para darles la noticia, en el lugar donde estaba conversando con ellos soy agredido por esta persona” (en ese momento no mencionó, ni identificó a su agresor). “Lamentablemente sufrí agresiones tanto físicas como verbales, hasta con amenazas de muerte, eso es lo grave. Desde ese día hasta hoy, lamentablemente mi familia como mi persona estamos realmente con mucho miedo, ya que además de las agresiones físicas, que a uno lo amenacen de muerte es una cuestión que a nadie se la deseo, porque incluso mis hijas y mi señora tienen miedo que vaya a pasar algo con nosotros; sabemos que es una persona violenta y eso hace que hoy en día tengamos mucho temor».

Difamación

Dos días antes de la sesión, el lunes 7 de setiembre ingresó al  Concejo Deliberante una nota dirigida a su presidente en la que una abogada, en representación de Eduardo Antonio Isasmendi Burgos, ( que fue concejal en el período 2007/2009) informa que remitió una carta documento al concejal en funciones Abel Moya intimándolo a que se retracte respecto de una supuesta difamación a su representado.

La nota expresa: “en sus dichos el señor Moya afirmó públicamente que el señor Isasmendi es un estafador y usurpador que vende espacio públicos municipales, que es un hombre que tiene mucha plata y usa estas tierras para estafar a la gente».

La nota incluye referencias al  plano No 16156 y la ordenanza No 13451/12 documentos en los cuales según la nota, Moya se habría apoyado para sostener sus dichos, orientados a demostrar que Isasmendi está vendiendo espacios verdes públicos municipales en el barrio San Nicolás, en la zona sur de esta capital.

Dice que el número de plano que Moya menciona, es antiguo y que hay otro nuevo, con el número 017097.

La abogada de Isasmendi reclama que el Concejo Deliberante llame la atención a Moya y describe que las tierras que el actual concejal menciona, son colindantes al barrio San Nicolás y pertenecen a la sucesión Celestino Burgos, de la cual Isasmendi es propietario por ser heredero. Si bien esas tierras fueron expropiadas, la expropiación no se pagó y por lo tanto fueron devueltas a su catastro original matrícula N° 132063, Finca La Vega.

Al pie este plano se observa la anotación de la Ordenanza 14351, de donación de calles, ochavas y espacios verdes a favor de la Municipalidad.

Irresponsable

El miércoles 9 de setiembre pocas horas antes de la sesión, CARTA URBANA ( FM Cadena Máxima  104,5) dialogó con Eduardo Antonio Isasmendi Burgos.

El ex concejal dijo que explicó que las tierras pertenecieron a sus abuelos; «se llama Sucesión Celestino Burgos. Allí están incluidos mi papá y mis tíos, uno de ellos muy conocido, el doctor Pedro Humberto Burgos, que fue presidente de la Corte de Justicia”.

Según Isasmendi Burgos, “es una familia muy vieja que está radicada hace más de 100 años en esa zona”. Explicó que Finca Las Vegas o La Vega «queda atrás del Híper Libertad, atrás del barrio Parque La Vega, colinda con barrio San Nicolás, que también nosotros vendimos; está ahí Arturo Illia, barrio San Remo. Es una finca grande, a pesar que se han vendido muchas parcelas todavía queda un remanente importante que los propietarios actuales estamos usufructuando y hemos hecho proyectos de loteo”.

Opinó que “ Moya está totalmente desubicado y peca por su ignorancia; no puedo ser usurpador de mis propias tierras, ni vender espacios verdes sobre mis propias tierras”.

Él tiene un plano que yo no pude encontrar, pero es anterior al actual que yo tengo, que es el número 017097. Ese plano está hecho por la provincia, es oficial y está asentado en Inmuebles, donde se ha declarado el remanente de las tierras de finca Las Vegas después de las expropiaciones y eso nos corresponde, son muchas hectáreas todavía”.

“Moya irresponsablemente andaba manifestado que las tierras colindantes al barrio San Nicolás son tierras fiscales» y dijo que por eso le envió una carta documento y le hizo «una denuncia penal”. “Él (Moya) habla de un plano, del 016156, que es un plano viejo. Nosotros vendimos esas tierras para el barrio San Nicolás y nunca las pudieron terminar de pagar y nos devolvieron las tierras y se han incorporado a nuestro catastro, el 132023, de Finca La Vega».

Números distintos

El plano que cita el concejal Moya y del cual tiene copia fotográfica es el número 161156, mientras que la abogada de Isasmendi Burgos, sostiene en su presentación ante el Concejo Deliberante que ese plano es anterior al actual que posee su representado, con el número 017097.

También hay una diferencia en el número de ordenanza por la cual la Cooperativa CEOM cedió ochavas y calles. Moya expresa que es la ordenanza 14.351/12, mientras que la parte de Isasmendi Burgos la identifica con el número 13.451. Ninguna de las dos aparece en la consulta del Digesto del Concejo Deliberante.

Por otra parte, el concejal Abel Moya, confirmo a CARTA RBANA que fue Isasmendi Burgos quien “ me pegó y me amenazó y por esa situación hice una denuncia en la comisaria de barrio San Remo.

Moya insiste en que dispone de documentos públicos obtenidos en la Dirección de Inmuebles.

Insistió en que la Cooperativa CEOM compró tierras y construyó los barrios San Nicolás I y San Nicolás II.

Dijo Moya que “San Nicolás II tiene 34 casas y dentro de esa extensión hay un espacio verde. Al final de la última casa, hay un lote de 10×25, al lado de ese lote viene otro en forma de triángulo de 250 metros cuadrados, que es un espacio verde y al lado de este, otro de idénticas dimensiones, que también es espacio verde”.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here